Como una vez exclamara: "¡A mí, hombres!", cuando acudieron algunos los ahuyentó con su bastón, diciendo: "¡Clamé por hombres, no por desperdicios!" (Vida de los filósofos ilustres, de Diógenes Laercio)







domingo, marzo 30, 2008

EL PANORAMA

Es la hora de la alegría, defendida por los artistas. Ya queda menos para que se lleven a cabo los grandes proyectos diseñados por el iluminado Zapatero para la legislatura que se avecina. Ya saben, 400 euros de premio por ser buenos, un observatorio de precios, alguna ley de pacotilla contra el cambio climático. Grandioso. No se sabe nada más. Y entre tanto, en el PP están confundidos, sin voz. ¿A qué esperan para poner orden en sus filas y articular una oposición decente? El lío de los portavoces, la Mesa del Congreso, la abstención en la investidura... Que si renovación, que si no renovación. En todo caso, lo único deseable es que la oposición siga siendo oposición (sin perjuicio de los consensos que se puedan presentar), y que el Gobierno se comporte y actué como tal, no como plataforma contraria al PP.

Más allá de ese partido, han aumentado las disputas en el seno de lo que aún se denomina la Resistencia, ya sean sus miembros conservadores, liberales o gente que rechaza a Zapatero. Antes daban la batalla frente al Presidente y sus mariachis, trujimanes y factótum, pero se están desbandando, perdiendo mucha fuerza en querellas internas. Y creo que son--somos--una pieza fundamental desde el punto de vista de no ceder y ser machacados por el rodillo progresista. Debatir es sano, pero ya me he encontrado con un par de discusiones viscerales por nimiedades. El objetivo es continuar siendo un bloque común y sólido, seguir aportando ideas, críticas; seguir difundiendo información y alternativa a la regresión progresista. 2012 está muy lejos. Si nos rendimos sin haber pegado un tiro, ¿qué imagen permanecerá de nosotros?

Sin duda, Zapatero oculta algo gordo en su aparente falta de metas y planes concretos. ¿Qué será? Viniendo de quien encarna la sed de poder, la frialdad camuflada con sonrisas, el rencor y el ansia de revancha, puede ser cualquier cosa. Y cuando lo que oculta salga a la luz, en forma de nueva negociación con ETA, de construcción de un imposible Estado confederal o de destrucción total del mermado Estado de Derecho, empezando por la igualdad jurídica de los españoles, entonces, el PP y la derecha sociológica que lo sustenta tendrán que responder.

domingo, marzo 23, 2008

DISPARATE DE TONTITOS

La ampliación del Museo del Prado es fea por fuera, pero si la belleza está en el interior, aquí, desde luego, es así. El cubo de ladrillos, hermano menor del cercano Ministerio de Sanidad, alberga una sensacional exposición de pinturas y esculturas del siglo XIX español, donde se entremezclan los retratos más realistas con las visiones históricas románticas. Estoy hablando de los Madrazo, de Eduardo Rosales, de Francisco Pradilla, de Gisbert, de Fortuny..., muchos de ellos injustamente olvidados. Y de Goya, ya que se exhiben también unos grabados suyos verdaderamente variopintos y humorísticos. Uno me llamó la atención desde el principio: Disparate de toritos. Aparte del título, me gustó observar a los ingenuos toros que se han enredado y no saben qué hacer. Supe entonces cuál sería el escrito de hoy.

En la actualidad, a Goya sólo se le quiere recordar, además de por su obra, por sus contactos con los círculos ilustrados de la época, dejando de lado su gran afición a la fiesta nacional, la cual buscan denigrar ciertos resentidos y, en última instancia, prohibir, como propugna el Partido Antitaurino, que lleva en su programa temas harto trascendentes: legalizar el acceso de los animales a los transportes públicos, prohibición del circo con animales, de los zoos y de los toros ("abolición de la tauromaquia" y "demolición de todas aquellas plazas de toros sin mérito arquitectónico"), eliminación de la caza deportiva y regreso a la ganadería extensiva. Hay sujetos que prefieren los derechos de los animales antes que los de los humanos. Eso ocurría en un célebre pasaje de la novela satírica Merienda de negros, de Waugh.

El disparate de los desequilibrados "amigos de los animales" merecería un grabado. Han tenido cuarenta mil votos, pero bastará con que se llenen varias plazas de toros para desbaratar sus planes. La popularidad de la fiesta nacional no está en entredicho. Sánchez Dragó, otro insigne aficionado, exponía las bases de su defensa. Por ejemplo, que el toro de lidia vive con placeres y muere con honores. Su misma existencia depende de la fiesta. Y, según estudios científicos, el toro genera muchas endorfinas durante el castigo y, en consecuencia, se crece en él.

domingo, marzo 16, 2008

ZAPATERO NO ES EL TONY BLAIR ESPAÑOL

Ni siquiera en la sonrisa (la de Zapatero es más falsa que un duro de madera). Esta semana he leído un opúsculo de Tony Blair titulado La Tercera Vía; es una obra breve que persigue ilustrar lo que es esa socialdemocracia modernizada y pragmática representada por el Nuevo Laborismo. Con sencillez, Blair expone cuáles son sus valores (justicia, solidaridad, compromiso mutuo) y cuáles sus políticas. Muchas son políticas sociales necesitadas de un resuelto intervencionismo estatal, pero prácticas y bien pensadas, sin rastro de la obsesión de controlar y regular todo. Además, el británico escribe cosas que pondrían los pelos de punta a Zapatero, como ésta: "Los derechos que disfrutamos son un reflejo de los deberes que tenemos: derechos y oportunidades sin responsabilidad son fuente de egoísmo y codicia".

A Zapatero eso le sonará, seguro, a fascismo puro y duro. Él, que nos ha regalado tantos derechos sociales, con los cuales nos obsequia a la par que nos hace más dependientes y serviles. Él, que nos ha traído leyes de marcado carácter social carentes de recursos para su buen desarrollo. Él, que cree firmemente en que todo se arregla con la varita mágica de la legislación social, y no con una mejor educación--el retraso histórico--o con más libertad de los ciudadanos--no nos considera responsables--. No, Tony Blair está a años de luz de Zapatero, pues valora la capacidad del ciudadano y la quiere fomentar. "La principal fuente de valores y ventajas competitivas en la moderna economía es el capital intelectual y humano", y ahí es donde invierte Blair, olvidándose de nuevos contratos del hombre con el Planeta.

Nacen más diferencias en el ámbito de la política exterior. En tanto que Blair defiende el internacionalismo y abraza las ventajas de la globalización, Zapatero se alía con las tiranías del Tercer Mundo y se envuelve en un trapo de cocina a cuadros (el llamado pañuelo palestino). No obstante, ahí tenemos la noticia de Bush felicitando y llamando a un Zapatero extasiado ante tal acontecimiento. Y hay gente que se muere por ver a nuestro menguado, cutre Blair español deshaciéndose en reverencias ante el próximo Presidente de los Estados Unidos.

sábado, marzo 15, 2008

UN POCO DE CONSUELO

Con algo de retraso, ya está a su disposición mi último artículo para Aragón Liberal. Ya comenté que con él terminaba la etapa de las colaboraciones con los digitales. Recomiendo también la lectura de esta columna de José Gabaldón, Vicepresidente Emérito del Tribunal Constitucional, en la que dice exactamente lo que yo digo sobre el falso matrimonio homosexual. Por supuesto, será más válido y fundado lo que opine Zerolo, el de los orgasmos democráticos.

En otro orden de cosas, hace una semana Nicholas van Orton, en uno de sus magníficos artículos, me pasaba la pelota de tener que hacer una lista con cuatro libros que quemaría. Él, de forma sumamente inteligente, prefería quemar a los autores (en efigie, claro). ¡Qué culpa tendrán los libros! Pero a mí no me gusta aplicar el fuego a la palabra escrita. Sin embargo, he visto cómo en un canal autonómico catalán destruían un libro de César Vidal hundiéndolo en agua o cómo un gracioso personaje vomitaba sobre el más reciente libro de Aznar y nos lo mostraba en un vídeo. Los progresistas son muy explícitos. Si yo tuviera que quemar un libro, mi elegido sería ese absurdo libro blanco que se llevó Zapatero al segundo debate para presumir, aunque creo que ni lo llegó a abrir. La que nos espera...

domingo, marzo 09, 2008

HONROSA DERROTA

Ya tenemos resultados seguros. El PP ha subido en escaños y votos con respecto a 2004. El PSOE, con todo el voto radical y separatista corriendo en su ayuda, no ha sacado mayoría absoluta. UPD consigue un diputado, merced al voto de izquierdas moderado, superando en votos al PNV y a otros partidos nacionalistas. El varapalo a esos nacionalistas y a IU es considerable. Aun así, no ocultaré la derrota el PP, que es una derrota dulce, como dijeron los socialistas cuando perdieron en 1996 por escaso margen. Zapatero ha ganado las elecciones y debemos acatar el veredicto de las urnas, ya que somos ciudadanos responsables. Personalmente, seguiré dando la guerra que pueda por aquí cuando me parezca oportuno y legítimo. El martes o el jueves publicaré mi último artículo para Aragón Liberal; será un análisis de la situación que se va a configurar tras los comicios.

Si me están viendo y leyendo por Blogger, comprobarán que el emblema del PP con uno de sus lemas luce ahora en el lado derecho de mi espacio. Así lo hago porque es en este momento cuando más falta hace una oposición fuerte que cuente con nuestro apoyo y que no se deshaga en disputas internas. Por eso, brindo esta noche por Mariano. ¡Viva Rajoy! ¡Viva España!

EJERZAN SU SOBERANÍA CON CABEZA Y CORAZÓN

Hoy día, 9 de marzo de 2008, los españoles decidimos nuestro futuro en las urnas. Hoy día, a través de los votos triunfará una de las dos principales opciones políticas. Y no permitiremos que una banda terrorista nos condicione o acobarde. La propuesta de Mariano Rajoy puede convencer o ilusionar más o menos, pero no es una propuesta que pueda ser tachada de poco amplia, indefinida e irrazonable. Es justamente lo contrario. Lo que nos propone Rajoy es coherente con las ideas de su partido, con el sentir de sus votantes, con lo que necesita España. Incesantemente, él ha expuesto qué quiere hacer y cómo hacerlo: el contrato de integración, eficaces recetas económicas, nuevas medidas en materia de Derecho Penal, la recuperación de consensos básicos en favor del Estado y de la libertad e igualdad de los ciudadanos...

En el lado opuesto se alza un experto vendedor de humo y un profeta de la ética indolora. Zapatero no explica su programa, eso si es que tiene en mente alguna buena idea. No hay nada que hacer con la inmigración ilegal, con la seguridad, con la educación, nada es posible, excepto regalar 400 euros y enseñar un mapa de España con infraestructuras que estarán finalizadas en... 2020. ¿Es así de cutre y limitada la oferta socialista? ¿Más observatorios de precios? ¿Dos millones de puestos de trabajo, creados por arte de magia, y la mitad para mujeres, igualmente por arte de magia? Zapatero estará ocultando algo, sus ansiadas y verdaderas ambiciones. Pues lo que ha hecho en esta campaña ha sido dar discursos sin contenido reconocible; supongo que tiene grandes planes para España, ya los conocemos y tememos de sobra.

Conocen cómo se ha desarrollado esta legislatura patética y cuáles son sus nefastos resultados. El tiempo se ha malgastado, los españoles han sido divididos, el Estado ha quedado mermado, de modo que el balance no es positivo, y el Gobierno socialista tiene en su debe mucho más que en su haber. Para los próximos cuatro años, lo único que les puede decir Zapatero es que tengan buena suerte: la vamos a necesitar si gana, seguro. Rajoy tendrá barba, tics, poco carisma, pero un gran programa. Bien. Equilibren razón y sentimiento y, por fin, voten.

domingo, marzo 02, 2008

EL DEBATE QUE GANÓ RAJOY

Por esta vez, Rajoy no decepcionó. La victoria fue para él en el debate electoral del lunes. "Y es muy difícil que Mariano Rajoy tenga una noche tan grande como ésta", ha dicho al respecto Jiménez Losantos. Se puede destacar su coherencia, su claridad, su fuerza, y el que hablara de algunas propuestas, como el contrato de integración o la supresión de la asignatura de adoctrinamiento socialista. Por supuesto, tuvo errores, sobre todo formales. Los ojos se le iban al contador al principio del debate, en ciertos momentos leyó demasiado... Todo ha de arreglarse para el segundo y último duelo, el cual, opino, también tendrá alguna influencia en el resultado de las elecciones, tal vez no decisiva, pero la tendrá, y sólo por eso Rajoy debe esforzarse en preparar su intervención y en saber responder a un Zapatero a la deriva.

El retorno al pasado caracterizó la argumentación de Zapatero. Volvía, no ya a los supuestos éxitos de la legislatura, que sería lo lógico, sino a 1996 y a los tiempos de Alianza Popular. Aznar, Aznar, Aznar, de eso se ocupaba en verdad Zapatero, y no del futuro o de su espantoso cuatrienio. El Presidente había perdido el talante y la sonrisa, y tenía unas cejas excesivamente puntiagudas, consiguiendo un efecto ridículo. ¡Vaya maquillaje desastroso! Su tono estaba dominado por el cansancio y por un enfado que no acertaba a manifestar. Pero, eso sí, lo que de seguro no le molestó fue el comentario de Rajoy sobre las víctimas del terrorismo. Ahí me reí mucho viendo cómo Zapatero simulaba indignarse. "Ésa es una acusación muy grave, señor Rajoy", balbuceaba, desganado. Sólo le faltó añadir: "Nos veremos en los tribunales".

Las dos anécdotas de la noche fueron la del bonobús y la de la niña de Rajoy. El dardo mortal que Zapatero había preparado cuidadosamente, acusar al candidato del PP de haber regularizado inmigrantes ilegales presentando éstos un abono, se fue al garete cuando lo confundió con el bonobús. Normal que Rajoy se extrañara ante tan magna equivocación. Y sobre la famosa niña y su historia, Rajoy ha llamado la atención, la gente se ha fijado en su proyecto, pero a costa de ser un cursi. En el fondo, la intención era buena. Ojalá el 9 de marzo no se quede en el cementerio.